Introducción I Sumario I Ejemplo anterior

OBJETOS COLONIALES
Platería - Platería religiosa


 

Platería religiosa

Origen I Características I Urgencia de la situación I Legislación I Bibliografía

Hacer clic para agrandar la imagen

Hacer clic para agrandar la imagen

Frontal, gradillas y sagrario,
plata, 2 x 2,6 m
Custodia, plata, 74 x 34 cm
  © Viceministerio de Cultura © Museo de Arte Colonial-Ministerio de Cultura

--Origen  
 

Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Perú.

--Características  
 

La platería religiosa tuvo gran importancia en la América colonial (siglos XVI a XVIII). Está formada por los vasos sagrados usados en la misa u otras ceremonias como cálices, copones, custodias, vinajeras o cajitas portahostias, y por los objetos que componen el ajuar de las iglesias, como candelabros, jarrones, bandejas, atriles, sagrarios o frontales de altar.También se incluyen los adornos de las imágenes, destacandose las coronas.
El cáliz es una copa para beber el vino en la misa, que suele tener un alto pie y una base, a veces muy labrados. El copón, que servía para guardar hostias, es una copa grande y ancha con tapadera. Miden entre 25 y 50 cm.
La custodia sirve para exponer a la adoración pública la hostia consagrada. Por lo tanto tiene siempre un pequeño medallón circular donde se colocaba la hostia, que suele estar rodeado de rayos, y un pie con una ancha base. Miden entre 25 cm y 1 m. Suelen ser de plata dorada o parcialmente dorada. Pueden estar decoradas con figuras de santos, cruces y motivos florales o hojas de vid, y en algunas ocasiones presentar esmaltes o incrustaciones de piedras preciosas y perlas.
El resto de los objetos del ajuar de las iglesias suele estar hecho de láminas de plata repujada y cincelada con decoración en alto relieve: atriles, marcos, candelabros, jarrones, etc.
Los frontales son láminas de plata trabajada que cubren el altar mayor. Los mayores están compuestos por paneles de plata con un alma de madera anclados en el altar. Pueden medir 1 m de alto y 3 de largo y cada panel alrededor de 45 por 45 cm.También se conocen los medallones de frontal o mariolas que son láminas más pequeñas, de unos 23 por 24 cm, que adornan los altares de las capillas laterales en las iglesias. Suelen tener flores, motivos vegetales, aves y animales. En el panel central se observan imágenes de devoción, angelotes o letras que abrevian las distintas denominaciones de Cristo o la Virgen.
Entre los adornos de imágenes son frecuentes las aureolas circulares que aparecen sobre las cabezas, los rayos que salen de las manos de algunas representaciones de la Virgen y, sobretodo, las coronas cubiertas con perlas y pedrería.
Los objetos de plata pueden tener un dorado parcial o total, de manera que pueden parecer de oro. Aunque también el baño de oro, muy fino, puede aparecer desgastado por el uso.

 

--Urgencia de la situación  
 

La platería religiosa forma parte del culto de una comunidad, que solía contribuir con sus donaciones según su capacidad económica y gustos. Su separación del lugar de origen priva a los objetos de contexto y a las comunidades de una parte de su historia.
Debido a la función ornamental de muchas de sus piezas, la platería religiosa es muy decorativa y muy apreciada. Al valor de la plata y la presencia de pedrería se añade el trabajo artístico y la antigüedad de las piezas.
Los robos son hechos habituales sobretodo en las iglesias, que frecuentemente causan la destrucción de obras : en el comercio ilegítimo es frecuente que los frontales y otras piezas se fragmenten.

 

--Legislación protectora de estos objetos  
 

Ver Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Perú

--Bibliografía  
 
  • Esteras Martín, Cristina. Platería hispanoamericana, siglos XVI-XIX. Badajoz. 1984
  • Gutiérrez, Ramón (coord). Pintura, escultura y artes útiles en Iberoamérica, 1500-1825. Madrid, Ediciones Cátedra, 1995.
Arriba
 

 


Introducción I Sumario I Legislación I Agradecimientos I Bibliografía general I Ejemplo anterior
Red List Pagina Principal I Sitio ICOM

October 2003