Introducción I Sumario I Ejemplo anterior I Ejemplo siguiente

OBJETOS COLONIALES
Escultura - Esculturas de fibra vegetal


 

Estatuas de pasta de maíz (México)

Origen I Características I Urgencia de la situación I Legislación I Bibliografía

Hacer clic para agrandar la imagen

Hacer clic para agrandar la imagen

Cristo de pasta de maíz
Cristo de pasta de maíz
2,6 x 1,9 m
  © CONACULTA-INAH-MEX. Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia © CONACULTA-INAH-MEX. Reproducción autorizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia

--Origen  
 

México.

--Características  
 

Según los cronistas, los indígenas desarrollaron la técnica original de las figuras de pasta de maíz en Michoacán.
Hubo también manufacturas en Xochimilco y otros lugares del centro del país, desde donde se distribuían al resto de México, llegando a España y, posiblemente, a otros lugares de América. Se hicieron durante toda la época virreinal, en los siglos XVI, XVII y XVIII. Hubo escultores de renombre entre los que destacan los diversos miembros de la familia De La Cerda.
Se destinaban al culto, generalmente en iglesias, conventos, capillas y otros recintos religiosos donde todavía continúan en uso. Hoy también forman parte de colecciones particulares y de museos.
Sus tamaños son muy variados y oscilan entre 25 o 30 cm hasta más de 2 m de altura.
Las piezas más habituales son las de Cristo en los distintos momentos de la Pasión, sobre todo la Crucifixión. Además de Cristo en la cruz son también frecuentes las imágenes de la Virgen, en sus distintas advocaciones. Existen, aunque en menor grado, imágenes de santos. Las figuras de Jesucristo suelen acentuar el dramatismo de los Cristos barrocos, reforzando la imagen doliente: aparecen sangrantes, con la heridas cuidadosamente dibujadas, con la piel levantada en algunas partes, como en las rodillas, dejando en algunas ocasiones ver un hueso.
Son livianas debido a su construcción: un armazón de varas cubierto de pasta, con huecos en el interior. El armazón se hacía con tubos de papel o trozos de maderas ligeras como el colorín o el pino. La pasta se hacía con la pulpa de la caña aglutinada con un adhesivo, y con ella se modelaban los rasgos de la figura.
Caracterizan a estas obras su escaso peso, lo que permite distinguirlas de las esculturas de madera, así como su porosidad y su fragilidad.

 

--Urgencia de la situación  
 

Las esculturas en caña de maíz constituyen un patrimonio precioso y original de México, ya que reflejan el proceso de evangelización de la Nueva España y el mestizaje artístico, religioso y tecnológico que tuvo lugar en la época colonial entre europeos e indígenas.
Muchas de las obras conservan, además, un uso ritual dentro de la fe católica y siguen utilizándose en iglesias y procesiones, por lo cual su sustracción provoca la pérdida de testimonios históricos y obras de arte, así como de valiosas tradiciones para una comunidad.
Su contexto histórico y su alto grado de realización artística suscitan el afán de coleccionistas y las ponen en alto grado de peligro. Poseen la calidad de ser livianas y, por lo tanto, fácilmente transportables de sus sitios de origen.

 

--Legislación protectora de estos objetos  
 

Ver México

--Bibliografía  
 
  • Estrada Jaso, Andrés. Imágenes de Caña de Maíz. Estudio, Catálogo y Bibliografía, 2o edición. S.L.P., México, Universidad Autónoma de San Luis de Potosí, 1996.
  • Gutiérrez, Ramón (coord.). Pintura, escultura y artes útiles en Iberoamérica, 1500-1825. Madrid, Ediciones Cátedra, S. A., 1995.
Arriba
 

 


Introducción I Sumario I Legislación I Agradecimientos I Bibliografía general I Ejemplo anterior I Ejemplo siguiente
Red List Pagina Principal I Sitio ICOM

October 2003