Introducción I Sumario I Ejemplo anterior I Ejemplo siguiente

OBJETOS PREHISPÁNICOS
Jade - Colgantes y figurillas


 

Colgantes placa mayas

Origen I Características I Urgencia de la situación I Legislación I Bibliografía

Hacer clic para agrandar la imagen

Hacer clic para agrandar la imagen

Hacer clic para agrandar la imagen

Colgante placa maya,
jade, 11,3 x 4,2 cm
Colgante placa maya,
jade, 5 x 9 cm,
Colgante placa maya,
jade, 4,5 x 3,4 cm
  © Ministerio de Cultura y Deportes, Dirección del Patrimonio Cultural y Natural, Museo Nacional de Arqueología y Etnología © Museo Nacional de Antropología © Ministerio de Cultura y Deportes, Dirección del Patrimonio Cultural y Natural, Museo Nacional de Arqueología y Etnología

--Origen  
 

Belice, Guatemala, Honduras y México.

--Características  
 

La cultura Maya se extendió por la península de Yucatán y el estado de Chiapas en México, por todo Guatemala y Belice, y por el oeste de Honduras.
La producción de estas placas de jade cubre un largo período desde el Preclásico Tardío hasta el Posclásico, desde el 400 a.C. hasta el 1200 d.C.
Son conocidas como collares, pectorales, pendientes o amuletos. Se han encontrado en lugares diferentes, aunque las piezas de jade más trabajadas han sido descubiertas en sepulturas de altos dignatarios. Pueden formar parte de un collar y estar acompañadas de cuentas tubulares del mismo material, lisas o decoradas.
Se reconocen fácilmente por su tonalidad verde, sus superficies lustrosas y su pequeño tamaño. Las placas mayas fueron realizadas en un jade cuyos tonos varían entre los tonos crema y toda una gama de verdes, y en otras piedras parecidas al jade como la serpentina. El tamaño de las piezas varía, pero predominan las de pequeñas dimensiones: las placas miden entre 5 y 15 cm y las cuentas entre 3 y 7 cm. Las placas tienen forma más bien irregular ya que el motivo decorativo debía adaptarse a la forma y al tamaño de la piedra original. Están generalmente perforadas y decoradas por una cara mediante incisión o talladas en bulto redondo.
Uno de los motivos más apreciados es la figura humana, vista de frente o de perfil, sentada o de pie.Varía mucho: puede tratarse de una simple cabeza con el perfil maya característico y un tocado sofisticado, o bien de una figura entera pero extremadamente sobria en su representación y vestimenta. Los ejemplares tardíos son más elaborados y, en ocasiones, presentan verdaderas escenas incisas: un personaje ricamente ataviado acompañado o no de inscripciones y personajes secundarios.
También se observan figuras humanas grotescas, animales y elementos abstractos como inscripciones jeroglíficas, esculpidas en bulto redondo o grabadas. Las cuentas tubulares pueden ser lisas o estar esculpidas.

 

--Urgencia de la situación  
 

Estas placas son uno de los ejemplos más refinados de la escultura maya, que nos muestran el alto grado de desarrollo técnico y, como elementos de adorno o votivos, nos hablan tanto de la sociedad y sus jerarquías como de sus creencias.
Al igual que otros objetos arqueológicos, estas piezas se encuentran en gran peligro por estar asociadas a tumbas, que son el principal objetivo de búsqueda de los saqueadores.

 

--Legislación protectora de estos objetos  
 

Ver Belice, Guatemala, Honduras y México

--Bibliografía  
 
  • Coe, Michael D. The Maya. 5o ed. London and New York, Thames & Hudson, 1993.
  • Sharer, Robert E. The Ancient Maya. 5o ed. Stanford, Stanford University Press, 1994.

Arriba

 

 

Introducción I Sumario I Legislación I Agradecimientos I Bibliografía general I Ejemplo anterior I Ejemplo siguiente
Red List Pagina Principal I Sitio ICOM

October 2003